Tiempo de lectura: 5 minutos

Los equipos de aire acondicionado necesitan un buen mantenimiento para garantizar su mayor eficiencia, a fin de evitar gastos excesivos en el consumo eléctrico. Una de las piezas clave, por ejemplo, es el intercambiador del aire acondicionado, ya que se encarga de transferir calor o frío entre dos fluidos, por lo que requiere de un correcto mantenimiento.

Es importante tomar precauciones, particularmente antes de la llegada del verano o en temporadas que el equipo haya estado inactivo, a fin de proceder con su revisión y mantenimiento y así dejarlo a punto para ser usado eficientemente, si no, siempre puedes confiar en el líder en la industria de los intercambiadores térmicos.

Aspectos básicos para la revisión del intercambiador del aire acondicionado

Antes de continuar, es crucial mencionar que, será recomendable leer las instrucciones en el manual de tu equipo de aire acondicionado.

Aunque, en general, las recomendaciones para el mantenimiento suelen ser similares para todos los aparatos, es necesario conocer si la unidad posee alguna característica particular que requiera cuidados específicos.

Unidad exterior del aire acondicionado

Su mantenimiento resulta más complejo, ya que, en esta parte del equipo se encuentra el gas refrigerante, por ello se recomienda que la comprobación de cualquier fuga o recarga sea llevada a cabo por un técnico profesional.

Los aspectos a tener en cuenta para el mantenimiento de la unidad exterior del aire acondicionado son:

  • Verificar que no haya una fuga del gas refrigerante.
  • Comprobar el estado de los soportes.
  • Revisar que no existan obstrucciones en el paso de aire.
  • Limpieza de la suciedad acumulada en la rejilla, lo cual puede hacerse con un cepillo de cerdas blandas o con aire a presión.

Unidad interior del aire acondicionado

  • Limpieza de los filtros con agua y jabón neutro, para luego dejarlos secar a la sombra. También se puede dar el caso de reemplazarlos si es necesario.
  • Limpieza del tubo y la bandeja con bactericidas.
  • Limpieza del área interior ubicada debajo de los filtros, con agua y unas gotas de lejía. Se finaliza poniendo la unidad en modo ventilación.
  • Hacer una revisión del funcionamiento de los termostatos.

Se debe evitar la acumulación de agua en cualquiera de los componentes, para no propiciar la formación de bacterias y malos olores.

Recomendaciones importantes antes de limpiar el aire acondicionado

  1. Apagar el equipo y proceder a desconectarlo de la red, con la finalidad de evitar cualquier posible descarga eléctrica.
  2. No utilizar sustancias volátiles para la limpieza, como el alcohol.
  3. Evitar que el agua o líquidos de limpieza entren en contacto con los paneles eléctricos.
  4. El agua usada para la limpieza de los filtros no debe superar los 40 °C.

intercambiador-interior

¿Cada cuánto tiempo es recomendable efectuar el mantenimiento del equipo?

La periodicidad recomendada para el mantenimiento preventivo del aire acondicionado dependerá de los siguientes aspectos:

  • Para la limpieza del intercambiador del aire acondicionado y las salidas del panel, se recomienda hacerlo cuando menos una vez al año.
  • La limpieza de los filtros dependerá del uso que se le dé al equipo, por ejemplo, en una oficina donde se emplea a diario, se recomienda una limpieza de filtros mensual o cada dos meses, mientras que en una vivienda puede realizarse cada 3 meses o inclusive una vez al año dependiendo de su volumen de uso.
  • Un mantenimiento correctivo se efectuará si el equipo presenta algún fallo, fuga de gas o necesita un cambio de repuestos por averías, lo cual solo puede ser ejecutado por un técnico profesional especializado.

Dicho mantenimiento correctivo del aire acondicionado tendrá un impacto positivo en el equipo, aumentando su vida útil e incrementando su eficiencia energética.

Consecuencias de no realizar un mantenimiento oportuno

Si no se llevan a cabo las tareas de mantenimiento preventivo en las unidades de aire acondicionado, en muy corto tiempo se estará incrementado el consumo energético, ocasionando el aumento en la facturación del servicio.

De igual forma, si no se cumple con el mantenimiento correcto, se corre el riesgo de que a mediano plazo se presenten averías o daños en el equipo que puedan suponer importantes desembolsos económicos.

También, la falta de limpieza de los filtros puede ocasionar la proliferación de bacterias y hongos que afecten a la salud con diversas enfermedades respiratorias e infecciones.

Intercambiador interior o exterior sucio

El intercambiador del aire acondicionado es un radiador que cumple con la función de transferir frío o calor entre dos fluidos o un fluido en movimiento y la superficie de un sólido.

Encontramos el intercambiador del aire acondicionado en todos los equipos, ya sean splits, de ventana o conductos, requiriendo dos unidades de intercambiadores, uno exterior y otro interior.

¿Cómo realizar la limpieza de intercambiador aire acondicionado?

La ubicación del intercambiador interior está detrás de los filtros de aire, por eso es fundamental mantener en buen estado de limpieza a los filtros.

Si dejamos los filtros de aire con suciedad acumulada, dicha suciedad puede pasar al Intercambiador del aire acondicionado, pudiéndose ensuciar o taponar, lo que ocasionará un proceso de limpieza complejo, además de bastante tedioso.

Las consecuencias de tener un intercambiador interior sucio son: disminuirá la presión de gas, también el consumo eléctrico, lo que puede hacer que se congele la unidad interior, obteniendo como resultado que el equipo enfríe muy poco.

En cuanto al intercambiador del aire acondicionado de la unidad exterior, es el que se encarga de expulsar el calor al exterior, por lo que, si esta pieza se encuentra sucia, no se podrá descargar el calor. Esto aumentará la presión y el consumo energético, incluso el ruido, forzando al equipo.

Para su limpieza, se necesita una manguera con agua a presión o un cepillo de cerdas blandas, lo cual se debe hacer con mucho cuidado, evitando doblar las láminas de aluminio del intercambiador del aire acondicionado.

Señales que indican la necesidad de dar mantenimiento a tu aire acondicionado

Debemos estar atentos a posibles señales que indiquen la necesidad inminente de dar mantenimiento a tu equipo, entre las cuales tenemos:

intercambiador-exterior

1. Disminución de la potencia del equipo

Si notas que tu aire no está refrescando como de costumbre, puede que se trate de un problema de configuración en el mando a distancia que requiera reseteo o que algunos de sus componentes requieren limpieza o mantenimiento. Si tus acciones básicas no resuelven la situación, será necesario consultar con un especialista.

2. Se incrementa el precio de tu factura de electricidad

Si tienes configurado tu equipo para mantenerlo a una temperatura estable que mantiene fresco el ambiente y, sin embargo, observas que el gasto energético está aumentando, puede que la unidad se esté esforzando por llegar a los niveles deseados debido a que necesita mantenimiento en alguno de sus componentes.

3. Poco flujo de aire

Si has realizado tus tareas básicas de mantenimiento y limpieza de los filtros y rejillas y está correctamente configurado, pero el equipo expulsa poco aire, será necesario solicitar la revisión de un técnico.

4. Si hay alguna fuga de gas refrigerante

Esto solo debe ser atendido de manera urgente por un técnico especializado.

La prevención y adecuado mantenimiento serán tus mejores aliados para alcanzar la mayor eficiencia en el rendimiento de tu aire acondicionado.