Tiempo de lectura: 5 minutos

Debido al impacto que se ocasiona al medio ambiente cuando se transforma o se construye una edificación, se ha creado a nivel mundial la certificación energética E con la finalidad de poder saber cuál es su consumo energético.

Así como para conocer qué cantidad de CO2 arrojan a la atmósfera, y de este modo poder calificar su eficiencia energética y calidad.

El objetivo principal de la certificación energética E, es la búsqueda de incentivar un uso adecuado de la energía a través de los propietarios de las edificaciones, donde los mismos tomen medidas para el ahorro de energía, ayudando así a la sostenibilidad del medio ambiente, del planeta.

Calificación de la certificación energética

La certificación energética es calificada por medio de una escala representada en letras que van desde la A, para aquellas viviendas que son las más eficientes, hasta la G que es la calificación para las viviendas menos eficientes.

Esta calificación de consumo se basa en la medición de la energía gastada por la vivienda y la cantidad de dióxido de carbono producida por consumo.

De acuerdo con estudios realizados en España, el certificado que la mayoría de las edificaciones obtienen es el de la letra E, lo que significa que un alto porcentaje se encuentra en una calificación media-baja o poco eficiente.

Existen empresas comisionadas para ejecutar este tipo de calificación, donde los técnicos encargados deben efectuar un estudio sobre todos aquellos elementos que determinan el consumo de energía de un edificio o vivienda, como lo son los sistemas de ventilación, de climatización.

>>   La ley del impuesto de gases fluorados

Basados en los resultados obtenidos, deben emitir un informe oficial para poder hacer la calificación debida.

certificado-energetico

Características del certificado energético E

La certificación energética tipo E es la más común en gran parte de las comunidades autónomas, exceptuando a la comunidad de Canarias, debido a que en la mayoría de las viviendas de esa región el agua es calentada con un método de efecto Joule, el cual obtiene mayor penalización.

Debido al tipo de construcción que se han realizado en España hasta el año 2007, se considera que una certificación energética tipo E es un buen resultado, ya que la construcción de viviendas para esa época no contemplaba las exigencias en cuanto a aislamiento térmico ni tampoco se debían tomar medidas para lograr una mejor eficiencia energética.

El tipo de viviendas a las que se les otorga la certificación energética E tienen las siguientes características:

  • Año de construcción de la vivienda entre 1981-2007, bajo la normativa NBE-CT-79.
  • La construcción de los muros de fachada hecha con doble hoja y cámara de aire, también las más nuevas con un aislamiento térmico colocado en las cámaras de aire.
  • Generalmente, las ventanas de las viviendas de esta época son de aluminio y su vidrio es simple, y en algunas más recientes. En muchas de ellas encontraremos que sus ventanas son de aluminio o PVC, con climalit o doble vidrio.
  • En su mayoría cuentan con una instalación de ACS para el agua caliente, donde encontraremos con frecuencia los termos eléctricos o calentadores de agua a gas que puede ser butano o gas natural.
  • En cuanto a los sistemas de climatización (refrigeración o calefacción), generalmente utilizan un Split de aire acondicionado tanto para las habitaciones, así como para los salones, y en menor proporción también se encontrarán los radiadores eléctricos que se instalan en la pared y los de agua caliente.
  • En las viviendas posteriores al año 2000 hasta el 2004, la climatización es por bomba de calor (calor y frío), mediante conductos tanto en los dormitorios como en los salones. Podemos conseguir, en algunas de ellas, suelos radiantes eléctricos en los baños.
>>   Salón Internacional de la Climatización y la Refrigeración

Generalmente, estas viviendas son de una calidad estándar media, pero en su mayoría se encuentran en buen estado.

¿Cuánto es el consumo de una vivienda con consumo con calificación energética E?

El gasto de energía de una vivienda con certificación energética E, es de unos 1010 euros anuales para una vivienda de 100 metros cuadrados, según estudios de medición realizados basándose en el consumo de agua caliente, refrigeración y calefacción.

Aunque pareciera demasiado, cabe destacar que, este gasto representa el 50% de lo que gasta una vivienda con calificación G, que es la calificación más recurrente luego de la E, por lo que en España una certificación energética E no es considerada una mala calificación.

certificado-energetico-e

¿Qué medidas se deben tomar para mejorar la calificación E?

Si tu vivienda tiene una certificación energética E, te sugerimos implementar los siguientes cambios, siempre siendo guiados por especialistas:

1. Renovar las instalaciones térmicas

Hacer un cambio de las calderas tipo estándar por calderas de condensación. En caso de que la vivienda cuente con un lavabo, se recomienda el uso de una bomba de calor ACS que es un sistema muy eficiente para calentar el agua sanitaria cuyo rendimiento supera el 400%.

2. Modificar la fachada en cuanto a lo relacionado con el sistema de aislamiento

Incorporando un nuevo aislamiento térmico, el cual puede hacerse tanto en el interior como en el exterior de la vivienda, mejorando la envolvente térmica.

3. Cambiar el material de las ventanas

Por aluminio con quiebre del puente térmico, con doble cristal que sea bajo emisivo, y en las ventanas que reciban más luz solar colocar un control solar en los cristales, con lo cual además de mejorar el consumo de energía también hace que el ambiente sea más confortable.

>>   ¿Cómo es la geometría del CO₂?

4. Cambiar el sistema de climatización,

El sistema de climatización debería ser por una bomba de calor que tenga al menos una clasificación energética de tipo A.

Cabe destacar que, con lo mencionado anteriormente, vas a obtener un ahorro significativo de energía, sin embargo, debes tener en cuenta que para lograrlo deberás realizar una inversión.

La certificación energética en España

Todas las viviendas deben obtener la certificación energética, es un requisito obligatorio desde el año 2013, tras haber sido aprobado el decreto 235/2013 para todos los edificios públicos cuya superficie se encuentre alrededor de los 200 metros cuadrados, bien sea para viviendas o para el público.

El propietario deberá poseer la certificación energética a la hora de querer vender o alquilar el inmueble, en caso de no poseerlo tendrá que enfrentarse a una sanción.

Todos los certificados tienen una vigencia de 10 años desde el momento en que son emitidos, y para poder obtenerlo se debe solicitar el servicio de un técnico autorizado, y el documento se deberá registrar en el organismo competente, dependiendo de la comunidad autónoma donde te encuentres.

Cabe mencionar que, existen algunos edificios que están exceptuados de esta certificación energética, como lo son aquellos protegidos, con valor arquitectónico o histórico, los que son utilizados menos de 16 semanas durante el año, los utilizados para cultos o los que su superficie es inferior a 50 metros cuadrados.