Tiempo de lectura: 3 minutos

Procurar que los alimentos se encuentran en perfecto estado desde su producción hasta su venta no es tan sencillo. Muchos de los productos que se consumen requieren unas medidas de conservación determinadas que garanticen su calidad. Es aquí donde es importante conocer qué es la cadena de frío y por qué es tan relevante.

En Inditer, como expertos en climatización y refrigeración industrial hablaremos sobre qué es la cadena de frío y cómo procurar que se desarrolla correctamente.

¿Qué es la cadena de frío?

La cadena de frío se refiere al conjunto de procesos que se llevan a cabo para mantener los alimentos a bajas temperaturas durante cada una de sus fases de suministro. Este comprende desde que los productos son producidos u obtenidos hasta que llegan al consumidor final.

Es de suma importancia mantener el control de la temperatura durante cada parte de lo que es la cadena de frío. De esta forma garantizamos la calidad del producto y que este siempre permanezca en las mejores condiciones.

Del mismo modo, recordamos que se deben seguir las normas vigentes en cuanto a la conservación de productos refrigerados o congelados. Estas regulan la temperatura asignada a cada tipo de alimento para que puedan preservarse correctamente.

Un adecuado mantenimiento de la temperatura durante toda la cadena de frío previene la proliferación de microorganismos, lo que permitirá entregar el producto en condiciones óptimas a los consumidores.

>>   El certificado energético G: problemas y consecuencias

¿Por qué es importante la cadena de frío?

Sabiendo qué es la cadena de frío podemos deducir cuál es su importancia para el sector alimentario y por qué es tan esencial procurar que no se rompa durante ninguna de sus etapas.

  • Alarga la vida útil del alimento.
  • Facilita el transporte de productos perecederos en largas distancias.
  • Permite que estos mantengan sus propiedades nutricionales durante un periodo de tiempo más largo.
  • Ralentiza el crecimiento microbiano y la proliferación de determinados microorganismos.

Consecuencias de la ruptura de la cadena de frío

Romper la cadena de frío se producirá si se eleva la temperatura a la que se encuentra el alimento. Aunque ocurra durante un breve periodo de tiempo, esto puede tener graves consecuencias sobre la calidad del producto final.

Durante la ruptura de lo que es la cadena de frío, la actividad microbiana se reactiva. Aunque después se congele al instante, el alimento, en consecuencia, deja de ser apto para su consumo, ya que puede provocar intoxicaciones alimentarias y ha perdido gran parte de sus valores nutricionales.

Por tanto, es de vital importancia cuidar de cada una de las fases que componen la cadena de frío: ganado/cosecha/producción del alimento, transporte, almacenaje, embalaje, distribución hasta su venta. De esta forma, aseguraremos que el producto siempre se encuentra en las mejores condiciones y que llega correctamente a su destino final, el consumidor.

Cómo detectar si ha habido una ruptura en la cadena de frío

¿Cómo podemos cerciorarnos de que no ha habido una ruptura en la cadena de frío y de que el producto se encuentra en perfectas condiciones para su consumo? Al haber tantas partes en un mismo proceso, es complicado detectar en cuál de ellas se ha producido la ruptura.

>>   La certificación energética A: todo sobre el top

Sin embargo, observando el producto podemos saber si este se ha conservado de forma adecuada o no. El mayor indicio de ello es la formación de escarcha en el envase o en el alimento. Al descongelarse, el hielo se convierte en agua, y cuando este vuelve a congelarse, el agua se convertirá en escarcha.

Otras formas de ver si los productos han sido bien conservados es en si este no se ha concentrado en bloques apelmazados.

Mantener la cadena de frío, ¿cómo hacerlo?

Entonces, ¿de qué forma nos aseguramos de que no se produzca ninguna rotura durante la cadena de frío?

En Inditer sabemos la importancia de contar con el equipamiento y la tecnología adecuada para garantizar que todos los productos se encuentran en perfecto estado. Comprar evaporadores industriales, ya sean normales o evaporadores de CO2, es una buena opción para utilizar en cámaras frigoríficas para congelación y conservación de alimentos.

Una falla en la maquinaria utilizada podría provocar fuertes pérdidas en el corto y largo plazo. Nuestra producción está respaldada por procesos administrativos que cuentan con el certificado de calidad UNE-EN ISO 9001-2015.

Si quieres saber más al respecto, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos.