Tiempo de lectura: 4 minutos

La evaporación es un principio químico que consiste en la transformación de un líquido en vapor. Se trata de un proceso realizado mediante evaporadores, que se emplea en diferentes sectores con el objetivo de aprovechar las materias primas naturales y ofrecer así productos de excelente calidad. ¿Quieres saber cuál es la aplicación industrial de la evaporación? Te lo contamos en este post.

¿Qué es un evaporador en la industria?

Si entramos en detalles, la aplicación industrial de la evaporación se realiza para concentrar los extractos de un producto y eliminar cualquier compuesto volátil que contenga. Esta extracción de materias primas se lleva a cabo gracias a disolventes como el éter de petróleo o el hexano y posteriormente se hace uso del mencionado evaporador.

Este aparato –disponible en sistemas de refrigeración como neveras o cámaras frigoríficas– pone las materias primas en contacto con un disolvente que se satura de los elementos olorosos y luego se elimina. La química fina, la farmacia, la agroalimentación y la perfumería son algunos de los sectores en los que más se utilizan las materias primas.

¿Dónde se aplica la evaporación?

Las grandes industrias consumen un volumen de agua potable muy grande para sus respectivos procesos de producción y esta queda contaminada al finalizarlos. En este aspecto, la utilización de evaporadores industriales es un recurso mucho más rentable económicamente que estar comprando agua de continuo.

>>   Aprende qué es el enfriamiento evaporativo

Además, hay un sistema muy eficaz que es capaz de tratar las aguas industriales: la destilación. Mediante este proceso se pueden separar aquellos productos contaminantes como las tintas, los aceites o las pinturas, entre otros, de manera que el agua queda purificada y en un estado reutilizable.

Beneficios de la evaporación en la industria

A continuación, procedemos a contaros los beneficios más destacados de la aplicación industrial de la evaporación como pueden ser el ahorro energético y económico o la mejora de la calidad de productos y la conservación de recursos.

Ahorro de energía:

Los evaporadores son una opción eficiente desde el punto de vista energético para el procesamiento y la concentración de líquidos. Al utilizar el calor residual o fuentes de energía renovable, como la energía solar o el vapor de desecho, los evaporadores pueden aprovechar eficientemente el calor disponible para el proceso de evaporación. Esto se traduce en un ahorro significativo de energía en comparación con otros métodos de concentración.

Reducción de costos de producción

Al utilizar evaporadores en los procesos industriales, se puede lograr una reducción sustancial de los costos de producción. La evaporación permite obtener productos más concentrados, lo que implica un menor volumen de líquido a transportar, almacenar y manejar. Esto se traduce en ahorros en los costos de almacenamiento, logística y manipulación de productos, así como en la reducción de los gastos asociados con el transporte de agua.

Conservación de recursos naturales

La evaporación permite recuperar y reutilizar recursos valiosos presentes en los líquidos, lo que contribuye a la conservación de recursos naturales. Por ejemplo, en el procesamiento de alimentos, los evaporadores pueden recuperar agua y nutrientes de los subproductos líquidos, lo que reduce la necesidad de agua fresca y minimiza el desperdicio de nutrientes esenciales. Además, la evaporación también puede utilizarse para la eliminación de residuos líquidos, reduciendo así el impacto ambiental.

>>   Salón Internacional de la Climatización y la Refrigeración

Mejora de la calidad del producto

La evaporación controlada en los procesos industriales permite obtener productos finales de mayor calidad y con propiedades específicas. Al concentrar los líquidos, se pueden obtener productos más densos, viscosos o con una mayor concentración de compuestos deseados, como vitaminas, minerales o sabores. Esto contribuye a mejorar la calidad y las características organolépticas de los productos finales, lo que puede resultar en una mayor aceptación por parte de los consumidores y una ventaja competitiva en el mercado.

Optimización del espacio de producción

Los evaporadores industriales son equipos compactos y eficientes que ocupan relativamente poco espacio en comparación con otros métodos de concentración. Esto permite optimizar el espacio de producción y utilizar de manera más eficiente las instalaciones industriales. Además, algunos evaporadores están diseñados para la instalación en línea, lo que permite una integración más sencilla con otros equipos y sistemas de producción.

Cumplimiento de normativas y regulaciones

En muchos sectores industriales, existen regulaciones y normativas estrictas en cuanto al manejo, tratamiento y disposición de líquidos residuales. Los evaporadores industriales ofrecen una solución efectiva para cumplir con estas normativas, ya que permiten concentrar los residuos líquidos, reducir su volumen y tratarlos de manera adecuada antes de la disposición final. Esto ayuda a las empresas a cumplir con las regulaciones ambientales y a evitar sanciones o problemas legales.

¿Qué aplicaciones tiene un evaporador en la industria alimentaria?

La aplicación industrial de la evaporación desempeña un papel fundamental en la industria alimentaria debido a que es un sector que produce muchos residuos que se mezclan con el agua y son difíciles de eliminar. Los evaporadores permiten separar el alpechín de la producción de aceite o las salmueras para poder hacer un nuevo uso del líquido.

>>   Evaporadores: funcionamiento y tipos

La concentración de alimentos por evaporación conlleva una serie de ventajas a destacar, como la mejora de la conservación de los productos; la reducción de gastos en términos de almacenamiento, transporte y material de empaque; y la facilitación del uso del producto para el consumidor y la industria.

Es necesario aclarar que la conservación requiere de métodos complementarios como la refrigeración, la congelación, el tratamiento térmico o el envasado al vacío para cumplir correctamente las normativas.

Ejemplos de concentración de alimentos

Además de la eliminación de agua, existen otros métodos para garantizar la excelencia de los productos. Por una parte, está la adición de diferentes sólidos: el azúcar ayuda a conservar mermeladas o jaleas; los hidrocoloides favorecen a la fruta estabilizada; y la sal se aplica especialmente en carnes y pescados.

Por otra parte, es una combinación entre los dos métodos vistos anteriormente. La adición de sólidos como el azúcar, realizada junto con la eliminación de agua mediante evaporación es lo habitual para la concentración de la leche condensada, por ejemplo.

Comprar evaporadores de refrigeración industrial

En Inditer trabajamos con diseños estándar o personalizados, dependiendo de las necesidades de nuestros clientes.

Nuestros dispositivos cuentan con una tecnología aplicable en diversos equipos de refrigeración industrial y te recomendaremos el más adecuado para tu caso individual.

Ponte en contacto con nosotros a través del número de teléfono 957 66 41 42 o por correo electrónico y solicítanos asesoramiento. Estaremos encantados de atenderte.