Tiempo de lectura: 3 minutos

En los últimos años, la tecnología avanza a pasos agigantados. Esto nos aporta muchas soluciones realmente interesantes, como puede ser el uso del dióxido de carbono (CO2) y otros muchos refrigerantes para la regulación térmica de espacios. La máquina encargada de utilizar estos compuestos para mover la energía térmica de una sala es el evaporador. ¿Quieres saber más acerca del funcionamiento de los evaporadores y los numerosos tipos que hay? Descúbrelo con nosotros.

¿Qué es un evaporador?

Los evaporadores son la máquina encargada de intercambiar calor entre fluidos refrigerantes. En este intercambio de calor se da la transmisión de energía térmica dentro del propio evaporador. Durante este proceso, el fluido refrigerante recibe esta energía térmica, ya que el calor siempre es transferido del material a más temperatura, al de menos.

En la actualidad, el evaporador es una pieza importante de muy diversas industrias, como pueda ser la industria química o la médica. Se encuentran en forma de cámaras frigoríficas, aires acondicionados y sistemas de calefacción central.

¿Cómo funcionan los evaporadores?

El funcionamiento de los evaporadores está basado en el Principio de la Entalpía. Este principio explica que el calor pasa del cuerpo con mayor temperatura al de menor. En el caso que nos atañe, el refrigerante sería el receptor de la citada energía térmica. Una vez la ha recibido, el refrigerante se evapora, cambiando su estado de líquido a gaseoso.

Con el paso del tiempo, el líquido refrigerante ubicado en el interior del evaporador, comenzará a liberar lentamente la energía térmica acumulada, retornando a su temperatura habitual. Esta es la base del funcionamiento de los evaporadores.

>>   Conoce qué es un evaporador en una cámara frigorífica | Inditer

Tipos de evaporadores

Comprendido ya el funcionamiento de los evaporadores, es turno de entender los diversos tipos que hay. Hay dos tipos distintos de divisiones de evaporadores: en base a la alimentación del refrigerante y en base al tipo de construcción del evaporador.

Evaporadores en base a la alimentación del refrigerante

  • De altura: sin duda, el tipo de evaporador más extendido en el mercado actual. El funcionamiento de este tipo concreto de evaporador se basa en que la evaporación del refrigerante es realizada en el interior del circuito del evaporador, saliendo de él exclusivamente el vapor con la energía térmica absorbida.
  • Inundados: este tipo de evaporador funciona con refrigerante líquido. El refrigerante llena el interior del evaporador y, una vez absorbida la energía térmica, se evapora y es recolectado por el colector de vapor del evaporador.
  • Sobrealimentados: en este tipo de evaporador, la circulación del refrigerante es controlada mediante la regulación del caudal a través de una válvula fija que, a su vez, da paso a una bomba. El nombre se debe, como podéis comprender, a un exceso de líquido que es separado del vapor y recirculado de nuevo.

Evaporadores según su construcción

  • De tubo descubierto: este tipo de evaporador se puede fabricar en base a dos materiales, el cobre y el acero. El acero se emplea en los tubos de evaporadores de grandes dimensiones, o bien cuando el refrigerante empleado en el funcionamiento del evaporador es el amoniaco. Si no se da cualquiera de estos dos casos, el cobre pasa a ser el material más habitualmente utilizado.
  • De superficie de placa: la clave distintiva de este tipo de evaporadores es que lo componen dos placas de metal soldadas de forma hermética. Es, en concreto, en el espacio ubicado entre las dos placas de metal, por donde fluye el refrigerante. Lo que potencia el uso de estos evaporadores es la posibilidad de usar varios en grupo.
  • Aleteados: el último tipo de evaporadores. Este basa su composición en serpentines en forma de tubos, que contienen placas metálicas por las que se realiza la transferencia de calor.
>>   Evaporador y condensador: Diferencias y su papel en la refrigeración

Características de nuestros evaporadores

Ahora que conoces plenamente el funcionamiento de los evaporadores y sus distintos tipos, es turno de explicar las características concretas de nuestros evaporadores, la base sobre al que se ha cimentado el éxito de Inditer, hasta ser un de las industrias líder en intercambiadores térmicos para sistemas de refrigeración doméstica, comercial, industrial y de automoción.

En primer lugar, todos nuestros evaporadores cuentan con los mejores diseños del mercado, gracias a ser fáciles de limpiar, intuitivos y resistentes. Pero si solo fueran estas las características a resaltar acerca de nuestros evaporadores, no tendrían casi nada especial.

Estas características previamente citadas hacen referencia a nuestra gama básica de evaporadores, pero también queremos destacar nuestra gama de evaporadores de CO2. Nuestros evaporadores de CO2 no presentan riesgo alguno de generar toxicidad, gracias a que el CO2, de por si, no es un compuesto tóxico. Tampoco es inflamable, lo cual supone una verdadera ventaja en comparación con otros productos del mercado.

Mencionar también que el funcionamiento de nuestros evaporadores no causa ningún tipo de impacto en la capa de ozono. La mejora para el planeta es clara, más aún si sumas que se elimina el riesgo de producir efecto invernadero, una de las claras desventajas de los hidrocarburos halogenados utilizados en la maquinaria del sector.

Esperemos que nuestro post sobre el funcionamiento de los evaporadores te haya servido para comprender perfectamente tanto los diversos tipos, como los métodos empleados para enfriar una sala a través del movimiento de la energía térmica. Si tienes cualquier tipo de duda, consúltanos. En Inditer estaremos encantados de poder ayudarte en cualquier cuestión que te surja al respecto. ¡Adoramos nuestro sector!

>>   Aprende qué es el enfriamiento evaporativo