Tiempo de lectura: 6 minutos

La eficiencia energética de un inmueble es cada vez más importante. Frente al inminente cambio climático, la subida de los precios de la luz y la dependencia de las fuentes energéticas de fuera de España, debemos buscar alternativas para reducir el gasto eléctrico y nuestra huella ecológica. El certificado energético G es uno de los principales problemas que se presentan a la hora de cumplir este objetivo.

Un gran porcentaje de la población española tiene este certificado en sus hogares. Esto se debe a que una gran parte de las viviendas españolas fueron construidas hace más de 50 años y, por tanto, sus condiciones y estructura en cuanto a la eficiencia energética son bastante deficientes.

Reducir el número de inmuebles con certificado energético G es esencial, al mismo tiempo que se deben buscar nuevos recursos para lograr que el aumento de viviendas con certificado energético A sea real.

En Inditer nos preocupamos por generar el menor impacto posible en el medio ambiente. Es por eso que los equipos de climatización y refrigeración industrial que vendemos reducen el gasto energético y ayudan a las empresas a mantener una mejor gestión de su eficiencia energética.

Nos encargamos de ofrecer servicios y productos que garanticen la sostenibilidad ambiental, al acogernos bajo el Sistema Integrado de Gestión de Calidad, Ambiental y Seguridad y Salud en el trabajo, compuesto por las normas ISO 9001-2015, ISO 14001-2015 y ISO 45001-2018.

Es por eso que entendemos la importancia de saber qué es el certificado energético G y buscar una forma de solucionarlo. En este artículo abordaremos todo lo relacionado con ello, junto con las consecuencias que esta certificación tiene en nuestro gasto energético.

Cómo se obtiene la calificación energética

La atribución de la calificación energética debe llevarse a cabo por un profesional habilitado. Para ello, se examinan diversos factores del inmueble y qué aspectos o comportamientos conllevan a una mala gestión de la energía.

Las pruebas pueden realizarse tanto por un ingeniero como un arquitecto experto. En ella, se calculará la cantidad de energía que se necesita para poder satisfacer, bajo condiciones de uso normales, las necesidades energéticas de una superficie determinada. Otros de los aspectos que lograremos saber sobre la prueba de certificación son las emisiones de CO₂ y del consumo de energía.

>>   La clase energética B: ¿en qué consiste y qué necesitas saber?

El propietario del edificio será el responsable de pedir el informe para realizar el Certificado de Eficiencia Energética. A partir de ahí, se hará una evaluación física del edificio, se realizará la toma de datos correspondiente, para luego comprobarla a través de los programas de comprobación adecuados y poder así elaborar las medidas de mejora y el Certificado Energético.

Causas de obtener una mala calificación energética

Tu vivienda ha obtenido el certificado energético G, ¿por qué puede haber sido? ¿Qué significa? Es normal tener dudas al respecto, sobre todo cuando en general este tipo de calificación suele estar muy mal vista y puede hacer saltar nuestra preocupación sobre si debemos hacer reformas o no.

Más adelante hablaremos de qué debes hacer en el caso de que quieras mejorar la eficiencia de tu hogar, y también revisaremos qué es lo que ocurre una vez has recibido este tipo de certificado. Ahora revisaremos cuáles pueden ser las causas que han hecho que tu inmueble haya recibido dicha calificación.

certificado g qué es

Como hemos dicho, en España son muchos los hogares que han recibido una calificación energética G. Hace 50 años, cuando estos fueron construidos, no se tomaron las medidas adecuadas teniendo en cuenta su eficiencia energética, ya que esta no era un problema por aquel entonces.

Estos son los puntos que pueden ser la causa de haber recibido tal calificación.

Mal aislamiento térmico

Esta es una de las primeras causas a las que se le puede atribuir una mala eficiencia energética. Es normal que casas antiguas no exista un buen aislamiento térmico, ya que, debido a las condiciones climatológicas en España, este no era un aspecto muy relevante en la construcción de viviendas.

Ventanas ineficientes

Al igual que tener paredes con poco aislamiento térmico, tener ventanas eficientes y de mala calidad también influyen en la eficiencia energética de un edificio.

Muchas de las ventanas que se han utilizado en construcción no son nada eficientes, ya que dejan huecos y rendijas por las que el aire puede entrar al interior del edificio y contribuir a tener temperaturas más bajas, provocando un mal gasto de calefacción.

Mucha superficie en contacto con el exterior o espacios no habitables

Esto se refiere a edificios con mayor superficie al exterior, con envolvente hacia el exterior, y numerosas fachadas. De esta forma, el frío transmitido a través de estas superficies aumenta, haciendo que dichas viviendas requieran de mayores recursos energéticos para compensar esa bajada de la temperatura.

>>   La clase energética B: ¿en qué consiste y qué necesitas saber?

Sin embargo, este tipo de viviendas suele estar combinado con un mal sistema de calefacción, lo que contribuye a empeorar el problema.

Un sistema de calefacción o un termo eléctrico ineficiente

En Inditer somos expertos en intercambiadores térmicos y climatización, por lo que conocemos la importancia de contar que con sistemas de calefacción. Al no prestar atención a este aspecto, podemos estar dejando escapar una gran cantidad de calor y, además, aumentar las emisiones de CO₂.

Consecuencias de obtener el certificado energético G

¿Qué ocurre cuando un edificio recibe el certificado energético G? Esto no supone la reforma obligatoria de la vivienda, ni tampoco pagar una sanción. Hasta ahora, solamente es obligatorio que los hogares dispongan de un certificado de eficiencia energética, pero este no debe pertenecer a una calificación determinada. Sin embargo, se deberá presentar en la venta, la compra, alquiler o construcción del inmueble.

Un certificado energético G significa que su consumo energético es elevado, lo cual implica un aumento de los gastos y un aumento de la factura de la luz, el gas y el agua. Esto es algo que todos queremos evitar, por lo que, si un edificio cuenta con dicha calificación, probablemente sea mucho más difícil de vender de cara al público.

Esto también implica inviernos más fríos y veranos más calurosos debido a la mala aislamiento térmico de la vivienda, entre muchas otras inconveniencias, como una mala ventilación, que puede llegar incluso dar lugar a humedades o problemas de filtraciones.

Es decir, la calidad de habitabilidad del hogar se reduce con diferencia frente a aquellas viviendas que cuenten con calificaciones más elevadas como la C. De hecho, viviendas con calificación A consumen hasta un 90% menos que las de calificación G. Una gran diferencia de consumo que impactará también en nuestra economía.

Aunque no sea obligatorio mejorar la eficiencia energética de la vivienda, siempre es recomendable buscar nuevas soluciones para lograr una calificación más elevada y reducir el consumo de energía, así como la emisión de gases CO₂.

Ventajas de mejorar la eficiencia energética

¿Qué ventajas nos puede aportar una mayor eficiencia energética? Desde luego, estos son aspectos que afectan tanto a hogares como a empresas. La industria cada vez exige más la sostenibilidad, y es un compromiso de ambas partes lograr reducir los efectos negativos de un consumo energético excesivo.

A continuación enumeramos las mayores ventajas que proporciona adoptar medidas que tengan en cuenta el medio ambiente y ayuden a reducir la huella de carbono, tanto en viviendas como en empresas y negocios.

>>   Clasificación energética D: ¿qué es y cómo la interpretamos?

Para empresas

El primer beneficio directo para las empresas es limpiar su imagen corporativa y mostrar su compromiso con el medio ambiente a un público cada vez más concienciado. Esto permitirá ganar una mayor audiencia y aumentar las posibilidades de lograr mayores ingresos, de forma que se incentive el crecimiento de dicha empresa.

Además, aunque en un primer momento se necesite una inversión inicial para adaptar la industria a las exigencias de los certificados energéticos más elevados, esta es una inversión a largo plazo. Se podrá obtener el dinero invertido, al mismo tiempo que conseguir un mayor beneficio.

Contar con un certificado energético alto logrará posicionarte frente a la competencia, mientras consigues reducir los gastos de producción y energía cada mes. Si quieres saber cómo hacer tu empresa más eficiente, recuerda que desde Inditer sabremos cómo ayudarte.

energia eficiente certificado g

Para hogares

Poder reducir los gastos energéticos, de gas y de agua es uno de los principales objetivos dentro de la economía del hogar. Este es el primer beneficio obtenido a través de una eficiente gestión del consumo eléctrico.

Además, se estará contribuyendo a una causa en común, que es el cuidado del medio ambiente y la reducción del impacto de los gases de efecto invernadero. El cuidado del medio ambiente es un asunto que ya no puede aplazarse, y cada individuo debe contribuir en la medida de lo que sea necesario para él.

Cómo reducir el gasto energético y mejorar la eficiencia energética

Entonces, si queremos lograr una mejor calificación energética para la vivienda, ¿qué soluciones tenemos a nuestro alcance? ¿Cómo lograr reducir el gasto energético? Estos son algunos puntos que pueden interesarte para lograrlo.

Tal y como hemos visto anteriormente, uno de los mayores problemas para la eficiencia energética es un deficiente aislamiento térmico. Una de las soluciones más alcanzables es cambiar las ventanas y optar por unas de doble capa. Estas son una de las mayores fuentes de pérdida de calor y entrada de frío en las viviendas, por lo que no debes descuidarlas.

Por otro lado, también te recomendamos que revises los sistemas de climatización del inmueble. Estos implican la caldera, o el aire acondicionado. Revisa también la caldera, y cuánta energía consume esta para calentar el agua.

En Inditer siempre apostamos por medidas eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Sabemos la importancia de contar con buenos sistemas de refrigeración doméstica, comercial, industrial y de automoción. Si quieres mejorar la eficiencia energética de tu hogar o empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.