Tiempo de lectura: 7 minutos

Las necesidades de refrigeración son mucho mayores que las de uso doméstico, por ello se recurre al uso de un almacén frigorífico, que permita garantizar las condiciones de refrigeración idóneas para grandes cantidades.

Desde Inditer te contamos que un almacén frigorífico representa una solución altamente eficiente en los sistemas de logística de diversas industrias que requieren almacenar y conservar en óptimas condiciones productos a largo plazo.

Distintas industrias como la alimentaria, química y farmacológica, así como en la industria de servicios y restauración, requieren de los beneficios de cámaras frigoríficas y de congelación eficientes para garantizar la conservación de sus productos y alcanzar un importante ahorro en sus procesos.

Dicho esto, en el presente post conoceremos en qué consiste un almacén frigorífico, cómo es su mantenimiento, su importancia, las ventajas que aporta a la industria, entre otros aspectos relevantes.

¿Qué es un almacén frigorífico?

Un almacén frigorífico o cámara frigorífica es una instalación de refrigeración generalmente de gran tamaño, cuya finalidad es conservar a baja o muy baja temperatura determinados tipos de mercancía, tales como alimentos perecederos como carnes, fruta y pescado, así como otro tipo de materiales que lo requieran.

Un almacén frigorífico de eficiente rendimiento permite mantener la textura, el sabor, color y hasta el olor de los alimentos conservados.

Cabe destacar que, la técnica de utilizar bajas temperaturas para almacenar y preservar productos alimenticios durante un tiempo proviene desde los tiempos de la Edad Media, cuando no contaban con tecnología avanzada para la creación de electrodomésticos y comenzaron a recurrir al frío presente en los sótanos y bodegas para prolongar la vida útil de los alimentos, luego incorporaron hielo durante las épocas de invierno, utilizando los pozos cubiertos de nieve a los cuales llamaron neveros.

¿Cómo está construido un almacén frigorífico?

Los almacenes frigoríficos generalmente están construidos empleando un elemento aislante conocido como Panel Sándwich, que se compone por dos capas de acero pre-lacado. En su interior se encuentra relleno de una espuma aislante poliuretano o poliisocianurato) para evitar que la temperatura traspase la superficie.

que-es-un-almacen-frigorifico

Tipos de Cámaras o Almacenes Frigoríficos

Las cámaras frigoríficas o almacén frigorífico se clasifican en dos tipos:

  1. Los de conservación, capaces de conservar y almacenar productos de alimentación, materiales de la industria farmacéutica o sector clínico con temperaturas controladas entre 0°C y 10°C.
  2. Los de congelación, conservan mercancía en diversas temperaturas de congelación entre los -30°C a los 0 °C, de acuerdo con sus necesidades de almacenamiento.
>>   ¿Cuáles son los tipos de refrigerantes más comunes?

El uso de un almacén frigorífico es global, ya que permite mantener en óptimo estado diversos alimentos y productos gracias a sus capacidades de aislamiento y conservación.

¿Cómo se diseña un almacén frigorífico?

Todo almacén frigorífico tiene la particularidad de emplear temperatura controlada con la finalidad de conservar en buen estado diversa mercancía y así alargar su ciclo de vida útil.

A nivel industrial es indispensable garantizar que la cadena de suministro incluya los mecanismos necesarios para conservar el frío en las operaciones que lo ameriten.

Con este punto nos referimos a diversos elementos que complementan la eficiencia de un almacén frigorífico, de manera que se tenga en consideración la tecnología adecuada para los muelles de carga, a fin de que también garanticen la conservación de la temperatura idónea que permita mantener la mercancía en perfecto estado durante su permanencia en ello.

De acuerdo con las características particulares de cada empresa, se diseñará el almacén frigorífico de cierta forma, y se conseguirán resultados eficientes gracias al desarrollo de un modelo personalizado. Sin embargo, se deben considerar los siguientes factores:

  • El tipo de la mercancía que se debe almacenar, si son alimentos, productos farmacéuticos o clínicos, ya que cada uno de ellos tendrá sus propias necesidades.
  • Definir la capacidad para la recepción y la salida de mercancía.
  • Muelles de carga y búferes de uso temporal.
  • Diseño de la distribución de almacén o layout global.
  • Cantidad de pedidos que se despacharán a diario.
  • Tipos de sistemas de almacenaje empleados.
  • Tipos de unidad de carga.
  • Nivel de automatización del almacén.

En cuanto a los sistemas de almacenaje para un almacén frigorífico, es recomendable contar tanto con sistemas manuales como automáticos, capaces de adaptarse a las condiciones representadas por bajas temperaturas.

¿Qué otros aspectos se deben considerar en el diseño de un almacén frigorífico?

  • Un aspecto adicional a considerar es el que corresponde a las estanterías. Con la adecuada selección se busca conformar una estructura que sea capaz de favorecer la conservación del frío en el interior de la cámara frigorífica.
  • Resulta muy conveniente para muchos almacenes frigoríficos contar con modelos de estantería conformes con la estructura de la cámara, de manera de conseguir almacenes autoportantes, y así optimizar la capacidad de almacenamiento.
  • En este mismo orden de ideas, se encuentra la necesidad imperiosa de que los almacenes cuenten con puertas frigoríficas eficientes que se ajusten a la temperatura de operaciones dentro de la cámara.
  • Las puertas pueden ser de diversos tipos, correderas, pivotantes o de lona aislante, entre otras. Su principal función es permitir el acceso al interior de la cámara evitando el escape de la temperatura.
  • Las puertas frigoríficas cumplen un rol fundamental para garantizar la temperatura del almacén, cabe destacar que, pueden formar parte de un SAS, sistemas de seguridad especialmente diseñado para evitar cambios bruscos en el interior gracias a que evita que las compuertas que lo conforman estén abiertas a la vez.
  • Los equipos de manutención pueden ser manuales o automáticos. En el caso de que se requiera hacer uso de carretillas elevadoras, las mismas deben ser eléctricas al operar en un área cerrada.
  • Un almacén frigorífico necesita una cámara o plenum en su parte superior, evaporadores, tubos de circulación de aire y un pasillo en lo alto que se encuentre aislado para garantizar el mantenimiento de las estructuras.
>>   La Ventilación Industrial y sus tipos más usados | Inditer

almacen-frigorifico-en-que-consiste

Elementos básicos de un almacén frigorífico

Otros de los elementos fundamentales dentro de una cámara frigorífica son:

1. Equipos de refrigeración

Uno de los elementos fundamentales dentro de un almacén frigorífico es el equipo de refrigeración.

Dependiendo del tipo de producto que se almacenará, se podrán determinar sus necesidades y características.

También se deben considerar la temperatura que se requiere alcanzar, los cambios de temperatura desde el ingreso de la mercancía hasta su mantenimiento, el tiempo que estará almacenado el producto, la diferencia de temperatura interna en comparación con el ambiente externo del almacén frigorífico, las dimensiones de la cámara, la rotación promedio de los productos, etc.

Una vez que se definan estos valores y se analicen sus capacidades y necesidades, se podrán determinar las necesidades térmicas de refrigeración para garantizar la máxima eficiencia de la cámara frigorífica.

2. Suelos de las salas frías

El suelo del almacén frigorífico es muy importante para obtener los mejores resultados en cuanto a su rendimiento.

Algunas cámaras requieren de un suelo aislado mientras que otras no. Los almacenes frigoríficos que operan con temperaturas superiores a 0°C no necesitan llevar suelo. Cabe destacar que, resulta conveniente instalar aislamiento en los suelos en cámaras ubicadas sobre construcciones, a fin de evitar condensaciones.

Con relación a las cámaras de congelación, debemos resaltar que todas deben contar con suelo aislado, ya sea mediante un panel más un refuerzo o también puede ser construido a través de una solera de hormigón aislada, con la finalidad de garantizar el aislamiento térmico ante temperaturas por debajo de 0°C.

Funcionamiento de un almacén frigorífico industrial

Lo primero para tener en cuenta es que las cámaras frigoríficas están diseñadas para extraer el calor de los productos o materiales almacenados en su interior.

¿Cómo es esto posible?

Este proceso de intercambio de calor o energía se realiza gracias a las propiedades del liquido refrigerante que al evaporarse absorbe el calor y al condensarse cede calor.

>>   Refrigeración con NH3: Su funcionamiento

En el interior de la cámara tiene lugar el proceso de evaporación del refrigerante el cual ocurre gracias al evaporador. Este equipo es el encargado de intercambiar la energía del refrigerante que se encuentra a baja presión y temperatura con el aire existente en el interior de la cámara, siendo este intercambio forzado con un ventilador.

El siguiente paso del ciclo de refrigeración es la aspiración de refrigerante en estado gaseoso que realiza el compresor para llevar este refrigerante desde una condición de baja presión y temperatura a una de alta presión y temperatura, condiciones superiores a las existentes en el ambiente exterior. Es aquí donde comienza el papel del condensador, que de manera análoga pero contraria al evaporador provoca una cesión de temperatura del refrigerante.

Por último, el refrigerante liquido tras salir del condensador a alta presión y temperatura llega a una válvula de expansión mediante un flujo estrangulado reduce la presión, y la temperatura del refrigerante llegando este de nuevo al evaporador.

Por otra parte, es de interés mencionar que, se debe tener presente que en algún momento podría acumularse una cantidad significativa de hielo en el evaporador, frente a lo cual es importante conocer los distintos métodos de desescarche frigorífico.

La importancia de las partes que componen la cámara

Para saber exactamente cómo funciona un almacén frigorífico, se necesita conocer cada una de las partes que componen a la cámara y cómo se integran para el proceso de refrigeración:

  • Compresor: Este elemento térmico aspira el refrigerante del evaporador y hasta su ingreso al condensador.
  • Condensador: Es el dispositivo en el que el refrigerante cede el calor que ha absorbido en el evaporador, y es transformado a estado líquido.
  • Válvula de expansión: El líquido llega a la válvula de expansión, pierde una parte de su calor e ingresa al evaporador transformado en una mezcla de líquido y vapor.
  • Evaporador: En los evaporadores el refrigerante absorbe el calor del ambiente interior de la cámara.

Es así como el proceso se ejecuta una y otra vez, dando como resultado el enfriamiento del aire que a su vez permite que los alimentos o productos que se encuentran almacenados alcancen una temperatura adecuada para su conservación.

Consigue el mejor almacén frigorífico con Inditer

Si estás pensando en finalmente tener tu propio almacén frigorífico, adquiere todos los materiales y sistemas necesarios contactando con Inditer, con nosotros conseguirás un resultado profesional, ejecutado por profesionales expertos con una gran experiencia en el sector.

Por último, si te ha resultado de ayuda, y te ha interesado este post, te invitamos a que eches un ojo a nuestro blog, donde encontrarás más artículos similares sobre el sector de intercambiadores térmicos.